Alcohol:

Surfear bajo la influencia del alcohol no es una buena idea, tómate una copa después de bañarte mientras cuentas a todo el mundo las pedazo de olas que te has cogido ese día.

Estar atento:

Estar atento a los otros surfistas, ten consideración con los bañistas, así como las condiciones del sitio donde te encuentras.

Zonas confortables:

Surfea en spots donde te encuentres cómodo y seguro.

Estado de forma:

Asegúrate de estar con la condición física adecuada, de forma que si pierdes la tabla puedas llegar a nado por ti mismo a la orilla después de un día de trabajo intenso

Diversión:

El surf en sí es eso, una forma de divertirnos, no lo olvides cuando te dirijas al pico.

Comida:

Al igual que se recomienda en la natación, no te metas en el agua antes de 45 minutos desde tu última comida.

Manejo de la tabla:

Debes saber cuando debes tener la tabla bajo tu control y cuando soltarla. Si estás remando debes tenerla sujeta para evitar que otro surfista o bañista pueda resultar lesionado. En caso de accidente o wipeout, debes soltar la tabla, para evitar que te golpees con ella cuando te revuelque la ola.

 

 

Prioridad:

Siempre hay que asegurarse de no saltar la ola a nadie, existe un sistema de que consiste en que quien esté más cerca del pico o rompiente de la ola tiene prioridad sobre el resto. Si alguien ha cogido una ola, debes esperar a la siguiente.

Práctica:

Para mejorar la única fórmula es la de practicar regularmente, nadie mejora solamente estando en casa leyendo revistas y viendo vídeos

Respeto:

A los locales de cada playa. Si vas a un sitio por primera vez, recuerda que eres un invitado y que las olas hay que compartirlas.

Corrientes:

Debes saber que ante una corriente de la que no puedas salir la solución es no perder los nervios y NO luchar contra ella, hay que dejarse llevar hasta que notes que puedes esquivarla.

Protección solar:

Es indispensable utilizar cremas solares protectoras y utilizarlas cada 2 horas. Si no hace falta llevar traje de neopreno se recomienda usar cualquier tipo de camiseta o licra como protección extra.

Compañía:

Siempre se debe surfear con alguien. Además de ser más divertido cuando se comparte las olas, en caso de aparecer cualquier problema tendrás alguien que te pueda ayudar.

Condiciones surf:

Asegúrate antes de meterte en el agua que es un sitio seguro. Si llegas a un sitio nuevo, tómate tu tiempo para observarlo y pregunta a cualquiera de los surfistas locales.

Calentamiento:

Siempre se recomienda calentar antes de entrar al agua. Además de evitar calambres y futuras lesiones, mientras realizas estiramientos es un momento idóneo para observar el mar, sus corrientes, la forma en que rompen las olas etc…